Pequeñas reflexiones sobre la libertad de expresión

Seba Bortnik —  29 julio 2009 — 3 comentarios

Una discusión en uno de los grupos que participo en Linkedin, motivó esta pequeña reflexión que comparto hoy con ustedes. Aunque no puedo reproducir toda la discusión, ni dejarles un link (deben estar en el grupo para verla), prefiero no hacer interpretaciones y les comparto el inicio del hilo, presentado por Jorge Genoud (Socio de Solnet Systems):

libertad_expresion

La idea resulta interesante. Hoy en día estamos muy acostumbrados a dejar nuestras opiniones en muchos lados (foros, blogs, redes sociales, etc.). Esas opiniones pueden llegar tranquilamente al conocimiento de nuestro empleador que, si no les gustan, pueden tomarse el atrevimiento de echarnos. Descrito así, parece que la libertad de expresión murió, pero no lo creo tan así.

Si yo hoy escribiera en el blog, un post diciendo que los antivirus no sirven para nada, estoy seguro que mi empleador se enojaría y consideraría despedirme (por si no lo saben aún, trabajo en una empresa de software antivirus). Es decir, yo haría lo mismo. No siento que pierdo mi libertad de expresión. A lo que voy, es que como primer punto, lo ideal es estar alineado con los valores de la organización donde uno trabaja. Sentirse a gusto con lo que la organización hace y “piensa”. Obviamente, lamentablemente en un mundo como este, no todo el mundo tiene la suerte de que se cumpla este parámetro, y muchas veces hay que trabajar en empresas donde uno puede sentir que hay valores que no se comparten.

De todas formas creo que hay dos factores que deben ser considerados y que afectan la gravedad de un disenso público (de eso se trata, ¿no?).

El primero es quién presenta el disenso: no es lo mismo un gerente dando una opinión contraria a la organización, que un empleado de baja jerarquía (digamos 1 entre 2000). Es decir, el lugar que uno ocupa en la organización, lo hace más o menos representante de los valores y opiniones de la misma. De eso no hay duda.

El segundo es cuál es el disenso. Insisto con la idea que presenté anteriormente. Si yo digo que los antivirus no sirven para nada, ese es un disenso que claramente afecta la imagen de la empresa que me da trabajo (por suerte, no pienso eso y me ahorro el problema). Ahora, pueden existir pequeños disensos que no son graves para la imagen de la empresa. Es decir, por un lado creo lógico que una empresa se enoje si se afecta su imagen; pero por el otro, hay pequeños disensos que pueden ser naturalizados básicamente porque las empresas emplean personas, no robots, entonces vale que en ciertos temas, puntuales y no relevantes (insisto, que no perjudiquen la linea de negocios de la empresa); el disenso podríamos naturalizarlo un poco más.

Hay una realidad: lamentablemente no estamos acostumbrados (menos aquí en Argentina) a naturalizar el disenso. Son solo dos personas que piensan diferente.

De una u otra forma las tecnologías han cambiado el escenario de las comunicaciones humanas, y en ese contexto hay cosas que cambian. Si hace 60 años, mi jefe me escuchaba en un bar criticando a la empresa, también me hubieran echado. Entonces, lo que cambió es el medio. Por otro lado, no hay que confundir y echar siempre la culpa al empleado. Una persona diciendo cosas incorrectas en un ámbito público, puede ser irrespetuosa para con la empresa donde da trabajo.

Lo ideal: que las empresas acepten que tienen personas y que estas pueden tener pequeños desacuerdos  o disensos con la linea de la empresa; y que las personas sean respetuosas con las opiniones que publican en Internet, porque este es un ámbito público.

Se escuchan opiniones…

About these ads

3 responses to Pequeñas reflexiones sobre la libertad de expresión

  1. 

    boooooooooooooo fuck yea bby

  2. 

    bueno, me gusto mucho esta opinion. llegue hasta aqui pork estoy realizando un trabajo para la escuela, para el area de civica, y la verdad keria saber un poko sobre el tema para poder tener una reflexion. y kreo k esta esta buena, ya k pienso k en simples palabras cada uno tiene k respetar la idea del otro sin nigun problema, (libertad de expresion) pero el problema es kuando el otro no lo acepta.. bueno gracias!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s