Archives For usuarios

No hacen falta comentarios para este video, solo citar que es genial para un sábado, y la fuente: El Pito Doble.

Hoy, lunes, vale la pena arrancar la semana con algo de humor, asi que les traigo mi como siempre humilde traduccion de este post: If People Bought Cars Like They Buy Computers.

Llamada Nº1

PROVEEDOR – General Motors, ¿cómo puedo ayudarlo?

CLIENTE – Hola, entré en mi auto, cerré la puerta, y no pasa nada.

P – ¿Puso la llave en la ranura de encendido y giró?

C – ¿Qué es un encendido?

P – Es un motor de arranque, que trabaja con la batería para encender el motor.

C – ¿Encendido? ¿Motor? ¿Batería? ¿Cómo puede ser que tenga que conocer todos estos términos para usar mi auto?

Llamada Nº2

PROVEEDOR – General Motors, ¿cómo puedo ayudarlo?

CLIENTE – Mi auto anduvo bien por una semana, y ahora no va a ningún lado.

P – ¿Está el tanque de gas vacío?

C – ¿Eh? ¿Cómo puedo saberlo?

P – Tiene que haber un sector en el panel frontal, con una aguja que marca de la E a la F. ¿Dónde está apuntando ahora?

C – Está apuntando a la E. ¿Qué significa eso?

P – Eso significa que usted tiene que ir a una estación de servicio, y comprar gasolina.

C – ¿Qué? ¡Pagué 12 mil dólares por este auto! Y ahora vos me decís que tengo que seguir poniendole cosas. Yo quiero un auto que ya traiga todo listo e incorporado.

Llamada Nº3

PROVEEDOR – General Motors, ¿cómo puedo ayudarlo?

CLIENTE – El auto que me vendieron es una cagada.

P – ¿Qué pasó señor?

C – Chocó, eso está mal.

P – ¿Qué estaba haciendo usted?

C – Quería ir más rápido, y por eso apreté el acelerador hasta el fondo. Anduvo por un rato pero después se estrelló. ¡Y ahora no arranca!

P – Señor, es su responsabilidad el mal uso del producto. ¿Qué espera que hagamos nosotros ahora?

C – Quiero que me manden una versión nueva que no se estrelle nunca.

Llamada Nº4

PROVEEDOR – General Motors, ¿cómo puedo ayudarlo?

CLIENTE – Hola, sí, yo compré recientemente mi primer auto, y elegí el de ustedes porque tiene caja automática de cambios, dirección hidraulica, frenos potenciados y cierre automático.

P – Gracias por comprar nuestro auto. ¿Cómo puedo ayudarlo?

C – ¿Cómo lo hago andar?

P – ¿Sabe manejar?

C – ¿Si se qué?

P – Si sabe manejar…

C – ¡Yo no soy un técnico! Solo quiero ir con mi auto a alguna spartes.

Repito la nota que está al final del post original: si tienen alguna duda sobre si esto es una exageración, ¡pregunten a sus amigos de soporte técnico!

El otro día me linkearon un post que había escrito para el Blog de Laboratorio de ESET, sobre Conficker y la seguirdad en las contraseñas.

Quienes citan el post, recomiendan un servicio llamado SISMIT online Password Generator, un sitio que ayuda al usuario a crearse sus propias contraseñas con dos premisas: “Easy To Remember, Harder To Guess” (Fácil de recordar, difícil de adivinar). Me pareció excelente la idea de ayudar al usuario a generar contraseñas fáciles de recordar pero difíciles de adivinar, así que hice unas pruebas con el servicio. Los invito a ver los resultados con sus propios ojos, dadas mis simples palabras de referencia:

Sismit - Ingreso de datos de referencia

Sismit - Ingreso de datos de referencia

Sismit - Contraseña sugerida

Sismit - Contraseña sugerida

Como podrán observar, se recomendaron contraseñas re piolas como (además de la imagen): 2008ebario, ebabin08, eba2008bin, 20sebrio,
2008ebabin, 20ebabin, ebario02, bin20eba, rio01seb, 02bineba
y eba01bin.

Definitivamente no parece muy bueno el servicio ya que las contraseñas generadas no son muy “easy to remember“.

Debo reconocer que la idea me gusta, pero no los resultados. Asi que les sugiero que usen su imaginación y creen sus propias contraseñas. ;-)

Creo que esto será útil para muchos lectores que trabajen con el procesador de texto Microsoft Word.

Al momento de la corrección ortográfica existe la posibilidad de agregar palabras al diccionario que querramos que no sean más corregidas. Lo utilizo frecuentemente con los términos en inglés. Sin embargo, es normal que uno se equivoque y agregue palabras erróneas y luego el corrector no la resaltará nunca más.

Para revisar cuáles son las palabras agregadas manualmente (y eliminar aquellas mal agregadas):

  1. Abrir el Microsoft Word (2003 en mi caso)
  2. Seleccionar Herramientas / Opciones
  3. Ir a la pestaña Ortografía y gramática
  4. Seleccionar Diccionarios personalizados
  5. Presionar el botón Modificar
  6. Revisar las palabras una por una y eliminar las que correspondan

Eso es todo amigos.

De eso se trata la campaña realizada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos: Combatir el spam con spam.

Entre otras cosas, Enrique Dans nos plantea algunas preguntas que propone esta estrategia para concientizar a los usuarios, que consiste en enviarles spam y poder luego concientizar una vez que el usuario “pisó el palito”.

La idea sería comenzar a utilizar esta técnica masivamente y el autor se pregunta (y yo le contesto):

“¿Cuántos puntos porcentuales podría reducirse la tasa de respuesta mediante esta metodología? ¿Sería posible desequilibrar las cuentas de los spammers, apoyadas en esas tasas de respuesta mínimas, hasta el punto de convertir su actividad en no rentable gracias a la educación? ¿O éstos evolucionarían y conseguirian generar modelos más atractivos y con esquemas diferentes en los que cayese una nueva generación de incautos? ¿Cuál es el riesgo real de intentar una actuación semejante?

Personalmente lo pienso así: un plan de educación como la gente probablemente sería útil para desequilibrar los resultados de los spammers.

Sin embargo, si pasamos del plan ideal a la realidad, esta idea es sólo teórica: el nivel promedio de los usuarios, los recursos asignados para concientización, la predisposición de los profesionales para concientizar, las capacidades de estos tampoco eleva los niveles de las campañas, los chicos malos evolucionan muy muy rápido, etcétera, etcétera…

Por lo tanto, en el plano real, pienso que es necesario contar con una combinación de “tecnología + educación”. Es posible capacitar a los usuarios sobre el spam, mejor aún con campañas agresivas; pero también es posible lograr que los usuarios tengan un antispam que los protejan de la mayoría de los intentos de envío de correo masivo.

Depositar el 100% de los resultados en la tecnología me parece estúpido.

Depositar el 100% de los resultados en la educación me parece hermoso y utópico.

Pensar en un combo “tecnología + educación” me parece posible y real.